Mercado negro pone en jaque a Gmail

Venden contraseñas de Gmail al mejor postor.

Cada semana son 250 mil cuentas de correo electrónico robadas a nivel mundial, según reporta Google en un reciente estudio realizado por el equipo de seguridad de la compañía.

Y al menos unas 235 mil, son “hackeadas” porque sus claves han sido descifradas por terceros; y unas 15 mil, revelan sus contraseñas por medio de un “keylogger”, un programa que se encarga de registrar las pulsaciones en un teclado, para memorizarlas y/o enviarlas a través de internet.

El estudio revelo que alrededor de casi mil 900 millones de parejas de dirección, llamadas así a cada pareja conformada por el correo y la contraseña correspondiente, se encuentran en mercado negro virtuales para ser comercializado, alertando que la tendencia aumenta cada vez más.

En el proyecto los investigadores utilizaron los datos respaldados por Google para ver si se podían usar algunas de las contraseñas robadas y a la venta en el mercado negro para acceder a las cuentas de los usuarios.

Aunque la seguridad de nuestras cuentas de correo electrónico son un asunto serio, y debería ser importante ya que constituye un elemento medular de interconexión y acceso a otros servicios y redes sociales. Sin embargo, aun existen literalmente miles de millones de cuentas hackeadas en el mundo, con sus datos a la venta en el mercado negro.

Por lo tanto, no es noticia nueva, durante un periodo de un año de marzo de 2016 a 2017 Google identifico que existieron 788 víctimas potenciales de keyloggers, 12,4 millones de kit de phishing y 1.9 mil millones de usuarios expuestas a través de violaciones de datos y negociados en foros de Blackmarket.

El equipo del estudio analizo que un atacante puede llegar a tener control completo de la identidad digital de la víctima, a través de los datos obtenidos con el robo.

Inclusive se aventuró a rastrear el método de robo, y determinó que sólo en el periodo entre marzo de 2016 y marzo de 2017, hubo cerca de 788.000 víctimas potenciales cuyos datos pudieron haber sido robados mediante keyloggers, y 12,4 millones de víctimas potenciales de phishing.

La recomendación para estos casos es utilizar programas de gestión de contraseñas seguros, que por el momento parecen más confiables y también, se sugiere el uso de una contraseña única y extensa para cada cuenta.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *